miércoles, 13 de febrero de 2008

Consejos para eliminar el acné

El acné es uno de los problemas que más afectan a los jóvenes. Surge, generalmente, cuando se está en una edad en la que la propia imagen es una de las tarjetas de presentación más valiosa, puesto que ni la personalidad ni la preparación profesional se han desarrollado todavía. Es causa de sentimientos de rechazo hacia uno mismo que pueden degenerar en depresiones y estados de soledad no deseables. En la actualidad, determinados productos y un aseo diario pueden combatir los males del acné.

Esos malditos granitos que salpican y crecen a sus anchas por la geografía del rostro, se convierten en la pesadilla de muchos adolescentes que, en lugar de comprobar que crecer e ir hacia la madurez puede ser una maravillosa aventura, ven ofuscadas sus esperanzas porque no se gustan así mismos. Pero y, aunque sea difícil de entender por ellos, lo mejor es tener paciencia y, sobre todo, disciplina.

El acné se presenta con mayor frecuencia en los adolescentes, aunque puede aparecer a cualquier edad. Usualmente, comienza en la pubertad, pero puede persistir por muchos años. Tres de cada cuatro adolescentes sufren de este problema que afecta sobre todo a la imagen y que puede ser causado probablemente por cambios hormonales que estimulan las glándulas sebáceas de la piel (productoras de grasa).

Otros factores pueden también provocar el acné o empeorarlo debido a cambios hormonales provocados por el embarazo, los períodos menstruales, uso de anticonceptivos y estrés.

LOS TERRIBLES PUNTOS NEGROS
El acné se produce cuando los poros de la piel se obstruyen porque la grasa y las células de la piel se acumulan más rápido de lo que pueden salir. Debido a esta obstrucción, se produce un abultamiento del folículo (causando puntos blancos) y la parte superior de la obstrucción tiende a oscurecerse debido a su contacto con el medio ambiente (puntos negros).

Las pústulas se producen cuando la obstrucción causa una ruptura en la pared del folículo y las células muertas de la piel, la grasa y las bacterias, encontradas normalmente en la superficie de la piel, penetran y forman pequeñas áreas que se infectan. Y si esta infección es profunda puede aumentar en tamaño hasta formar quistes firmes y dolorosos.

Generalmente es en el rostro donde el acné aparece, pero éste se puede extenderse al tronco, brazos y piernas. La suciedad y la grasa pueden agravar su condición, además de los cambios hormonales, la exposición a condiciones climáticas extremas, estrés, trastornos endocrinos, algunos tumores y el uso de ciertos medicamentos. TRATAMIENTOS CONTRA EL ACNÉ
Los tratamientos están dirigidos a prevenir la formación de nuevas lesiones y curar las lesiones anteriores. Los medicamentos indicados para el acné pueden contener productos que secan la grasa y promueven el desprendimiento de la piel, como son el peróxido de benzoil, azufre, resorcinol, ácido salicílico o derivados de la vitamina A. También se pueden prescribir antibióticos cuando el acné comienza a perjudicar la piel, además, antibióticos como la clindodamicina o eritrmicina también se aconsejan para controlar la infección.

Se ha demostrado que los análogos de la vitamina A sintética (isotretinoína, Accutane) son beneficiosos en el tratamiento del acné severo, sin embargo, no es recomendable para las mujeres embarazadas ni para las mujeres con actividad sexual muy activa. En los casos extremos se puede llegar a recomendar una intervención quirúrgica que incluya raspado profesional (químico) de la piel, remoción de erupciones o cicatrices (abrasión dérmica), o remoción y/o drenaje de quistes.

La exposición al sol, siempre en períodos cortos puede aliviar el acné, aunque no se recomienda la excesiva exposición a la luz solar o a los rayos ultravioleta que puede provocar a la larga cáncer de piel.

Para aliviar y reducir los efectos del acné, hay una serie de consejos que deben ser tenidos en cuenta diariamente:

- Limpiar la piel suave y minuciosamente con jabón y agua, hasta eliminar la suciedad y los restos de maquillaje. La piel se debe de lavar tan frecuentemente como sea necesario para controlar la grasa, al menos diariamente o después de hacer ejercicio.
- Para el pelo, se recomienda lavarlo con champú anticaspa y hacerlo cuando sea posible.
- Se debe mantener el cabello fuera de la cara.
- Se debe evitar presionar, rascar, escarbar o frotar las lesiones, ya que puede incrementar el daño a la piel. También es aconsejable lavar las manos antes y después de tratar las lesiones de piel para reducir la posibilidad de infección.
- No se debe descansar la cara en las manos, ya que irrita la piel y puede ensuciarla.
- Se recomienda evitar todo lo que empeore el acné como alimentos, lociones, maquillajes, etc…

ALIMENTACION
No abusar de mariscos y pescados, frutos secos, frutas ácidas (limón, naranja, pomelo…).

Evitar azúcares y harinas refinadas, leche entera, grasa animal y frituras, excitantes y especias, chocolate.

Procurar comer: Harina integral, azúcar moreno, zumo de zanahoria, leche vegetal, copos de avena, germen de trigo, legumbres.

VITAMINAS Y MINERALES
Dos vitaminas, a saber, niacin y vitamina A se han utilizado con éxito para tratar acné. La terapia de la vitamina debe abarcar 100mg de niacin, tres veces diariamente, y de 50.000 unidades internacionales de vitamina A, tres veces diariamente. La vitamina E, 400mg, se debe tomar una vez diariamente. Esta terapia se debe continuar por un mes.

Otro remedio eficaz en el área de la nutrición que se parece ofrecer la nueva promesa de la ayuda para el acné es cinc. Ha demostrado resultados dramáticos en algunos casos. El cinc se debe tomar en dosis terapéuticas de 50mg tres veces al día. El cinc está disponible en tableta y en forma de cápsula. En forma de la tableta, está disponible como Zinfet - 200 mg (Yash Pharma, Bombay). El paciente puede tomar una cuarta parte de la tableta para conseguir 50mg del cinc. En forma de cápsula, el cinc está disponible como Ulseal 220mg (productos farmacéuticos de Tam). Un cuarta parte del polvo de la cápsula se puede tomar como una dosis. El paciente puede tomar una dosis diaria de 50mg hasta un mes o hasta que note una sensible mejoría y después reducir la dosis a 25mg.

Design konnio.com